Skip to content

MEXhibit-Mexican Artists in North Carolina

MEX-Art MEXhibit- Artistas Mexicanos en Carolina del Norte Escrito por Tamara M. Cabrera El 2 de mayo de 2014 se celebró en el Museo de la Ciudad de Raleigh (N.C.) la inauguración de la exposición MEXhibit: Artistas Mexicanos en Carolina del Norte, auspiciada por el Consulado General de México y con la presencia del Ilmo. Sr. D. Javier Díaz de León, actual Cónsul General de México en Raleigh, D. Ernest Dollar, Director del Museo, los artistas D. Cornelio Campos, D. José G. Vázquez, Dña. Leticia Álvarez, Dña. Verónica Grossi, Dña. Socorro Hernández Hinek, Dña. Rosalía Torres-Weiner, Dña. Mariana Rodríguez–Pardy y Dña. Mónica Weber, sus familiares e invitados. La sesión inaugural comenzó con unas palabras pronunciadas por D. Ernest Dollar, quien recordó la influencia de la cultura mexicana y centroamericana en el sur de Estados Unidos. Según sus palabras, esa relación se remonta a aquellas tribus indígenas méxico-americanas que procedían de América Central y que crearon asentamientos en el sur y el este de Estados Unidos. “As a historian, when you look at the influence of Central American and Mexican culture in the USA, it goes back thousands of years. You look at the Mexican-American Indian tribes that came from Central America and it pervaded the South East of the United States” (Ernest Dollar). También evocó la construcción multicultural, multirracial y multiétnica de Estados Unidos desde la llegada de los primeros colonos europeos hasta la actualidad, momento a partir del cual cobra cada vez más influencia la cultura latinoamericana: “In 1839 Hernando de Soto came to North Carolina, so what cultural impact do these events lead? (…) And If you look at America as a whole, it is a melting pot of cultures, from the very first time that Englishmen lined up the shores and interacted with Native Americans and with African Americans, especially in the South East. We are a region of people of mixed cultures. And as you become the teller of the story of these new cultures coming together, the Latino culture and the American culture, especially in the past 20 years, we thought it was necessary to highlight how these two cultures are building something wonderful, beautiful, to start a new generation of Americans” (Ernest Dollar). A continuación tomó la palabra el Excmo. Sr. D. Javier Díaz de León, quien resaltó la riqueza creativa de México, de su diversidad, y de la creciente importancia de ese grupo de artistas mexicanos que emergen en otros países y se convierten en embajadores del legado artístico de su país natal: “We all know Mexico has an almost non-ending supply of great creators in the plastic art scene: painting, drawing, photographer, sculpture, ceramic makers (…) So through this exhibition we thought to try to portrait the beauty of the art that is made here by Mexican artists living in North Carolina” (Javier Díaz de León). Sus palabras ilustraron en todo momento el talento de estos artistas para reflejar que la cultura mexicana es plural y diversa: “Of course, we all know that there are many Mexicos back in our country: in the North, the South, the Centre… and those many Mexicos are present in North Carolina. If you agree with me, this exhibition in N.C. for the month of May very proudly reflects that diversity that we enjoy so much” (Javier Díaz de León). Posteriormente, se dio paso a las intervenciones de los artistas. La primera intervención la realizó la artista Dña. Leticia Álvarez, quien habló del interés que en ella despierta el paisaje cambiante de Monterrey, su ciudad, y del papel que en su obra adquiere el sentimiento de añoranza, el arraigo a las costumbres y las tradiciones: “I came to the United States fifteen years ago with my husband (…) all this time away from my family, my culture… we miss people so much! (…) We try to visit Mexico once a year. In my work, the houses, everytime we go lately I have been looking at my city. I come from Monterrey (Mexico), a city in the mountains. Everytime I go I see overpopulation, and change. Those mountains are so pretty! They have started being covered by little houses. And everytime I go, I see that. That is why I do the houses. That is what inspired me. (…) The Lady of Guadalupe, even though we live far away, still preserve our religion, our culture, she is our first lady” (Leticia Álvarez). Seguidamente, el artista D. Cornelio Campos compartió con todos los asistentes su historia personal, centrada en la búsqueda del sueño americano, los obstáculos encontrados y los pasos seguidos hasta poder materializarlo. También expresó su enorme gratitud hacia este país que, como bien afirma, le ha llevado a lugares donde nunca imaginó: “En 1989 llegaba ilegalmente a este país siguiendo ilegalmente el sueño americano. Llegué y comencé a trabajar como trabajador de campo. Después me mudé a Durham. Trabajé en construcción. Ese sueño me ha llevado a lugares donde nunca imaginé (…) y quiero dar las gracias a este país, porque este país me ha dado ese sueño que yo quise seguir” (Cornelio Campos). El artista también compartió con todos los asistentes sus principales fuentes de inspiración, canalizadas en dos vertientes: una que tiene que ver con el folclore y la tradición mexicana y la nostalgia por Cherán, su pueblo, con la expresión artística de sus experiencias y vivencias diarias, extranjero en Estados Unidos que, día a día, intenta dar lo mejor de sí mismo y contribuir a ese sentimiento, ese ideal de ciudadanía: “Hoy en día mi obra es mexicana folclórica. La mayoría habla de ese sueño, esa lucha que afrontamos al estar aquí en este país, cómo contribuir, cómo ser un buen ciudadano. Siempre me he centrado en enfocar ese lado bueno que tenemos nosotros. Quiero demostrar ese lado positivo que tenemos nosotros” (Cornelio Campos). Acto seguido, el artista, fotógrafo, escritor y poeta D. José G. Vázquez sumergió al auditorio en una profunda reflexión en torno a la partida, a la distancia, al recuerdo y al sentimiento de añoranza a través de la lectura del poema que lleva por título cuando me fui: “Mírame bien antes de irte// mírame y asi recuérdame// porque pasarán muchos inviernos// nada de lo que dejas estará// (…)// ve, vive, trabaja y envejece// aquí te espero// nunca te olvides de mí// me dijo México cuando me fui” (José G. Vázquez). A continuación, la artista y poeta Dña. Verónica Grossi habló de la profunda influencia de la luz sobre los colores y las tonalidades que adquiere el paisaje de Carolina del Norte, un paisaje cambiante al ritmo de las estaciones; contenedor de distintos significados, distintas historias, donde lluvias de luz que penetran montañas de árboles reverberan sobre espejos de agua: “It moves me to continue in my endeavours to capture the changing meanings of color and shade in North Carolina, where the light impacts strongly by the changes of seasons. Layers of light and humidity (…)” (Verónica Grossi). Un paisaje númen de las más hermosas creaciones al óleo, al que siente tan cercano como ajeno: “I still have to grow accostumed to this beautiful landscape and its great potential for creations in oil. I yet have to learn to harmonize my eyes and spirit to an atmosphere composed of green colors. (…) And where the blue rains, the terracotas, yelows, reds and greens. I still have to grow accostumed. Sometimes in sadness, often in nostalgic melancholy but also in a new sense of community, of company” (Verónica Grossi). La artista, muralista y activista Dña. Socorro Hernández Hinek inició su intervención con una presentación de sus raíces y su historia vital: mexicana nacida en Estados Unidos, cuya identidad se forja a caballo entre dos países. Así dio paso a la idea fundamental de su obra: una reflexión acerca de su propia identidad, reflejo de los vínculos históricos entre México y Estados Unidos: “I was born in San Antonio Texas, but I have always taken for granted this rich heritage. It was not until 2002 when I started my MFA in North Carolina and my professors asked me: we want you to think about the subject of your thesis. Who are you? As I started to do the research of my family, I started to get these names, and the pictures came out (…) I still have the notitas, their immigration photos when they would come and cross the border…. So names like Tlaquepaque, San Luis, Potosina, La Hacienda de la Parada… this are magical places to be. If you were to ask my ancestors in Laredo, in Santonio, they would say: they moved the border! So that has been the nature of my work. At the same time, the history of mexican culture is very much the history of american culture” (Socorro Hernández Hinek). La artista Dña. Rosalía Torres-Weiner hizo una exposición de su creación artística como motor de cambio social, como articulador de una plataforma de defensa de los derechos humanos, donde los sectores más vulnerables pueden alzar la voz y dar a conocer su historia: “I try to make a difference with my art (…) In Charlotte I have founded a couple of projects. One of those projects is called Project Papalote. Through this project I am helping kids to tell their story. And I have done several exhibitions about these students who lost a mum or dad to the protection. This is something very close to my heart” (Rosalía Torres-Weiner). Como ella afirma, no es un arte para ser contemplado únicamente, sino un arte que pone énfasis en los problemas que afectan a la sociedad, un arte que la llena de satisfacción: “it represents not just the issues that affect our community but also our contribution to society, to the economy of America. What can I tell you about my art? I wake up every morning and I go to paint. And I love it!” (Rosalía Torres-Weiner). Seguidamente, la ceramista Dña. Mariana Rodríguez Pardy evocó sus primeros encuentros con la arcilla a la temprana edad de seis años, destacó su formación autodidacta y recordó cómo tuvo que aprender a hacer su arte para poder desaprender y encontrar su propio estilo, su propia voz. Dicha voz emerge con la recreación del árbol de la vida, un reminiscente de sus orígenes, un punto de conexión con su pasado y con la tradición folclórica de México. En palabras de la artista: “I love to create pieces that remind me of my origins. I love folk art from my country. I love the trees of life. I thought this is a very good way to connect with my country. To connect with my roots of which I am so proud of. That is how I pretty much started working on that particular theme. I started also teaching tree of life in workshops. I was able to express myself in that way. I am also a Spanish interpreter; I am the voice for others, so I think I need to find my own voice” (Mariana Pardy). Finalmente, la artista Dña. Mónica Weber presentó la obra que lleva por título “Diálogo”. Se trata de un mosaico de cerámica creado específicamente para dicha exposición fruto de la colaboración con la ceramista Mariana Pardy. El título de la obra alude a la representación de los vínculos que se forjan a través del diálogo y la comunicación multicultural. Los perfiles en bajorrelieve representan distintas etnias y las espirales en tonalidades azules evocan los símbolos utilizados por el pueblo azteca para emular la idea de diálogo, comunicación, entendimiento, palabra, símbolos denominados Tlatolli en lengua Náhualt y presentes en los códices prehispánicos. En palabras de la artista: “This piece is called diálogo because it represents the intercultural communication and links (…) it has the blue pieces, which are the prehispanic equivalent to the speech bubbles in comic books. Or the speech scrolls so to say. They have been here since the Mayas and the Aztecs. They are called Tlatolli in Nahualt (…) That is what we chose as our theme. We created it specific for this exhibit to talk about the intercultural communication that we want to foster here… And the profile represents different ethnicities” (Mónica Weber). Tras la clausura de la inauguración, tuvo lugar una suculenta recepción gastronómica con productos mexicanos donde se respiró un ambiente de celebración, y en la que los invitados tuvieron la oportunidad de dialogar con los artistas y de conocer su obra de manera más íntima. MEXhibit estará abierta al público hasta el día 30 de mayo de 2014 en el Museo de la Ciudad de Raleigh y en ella se podrá ver una selección de obras de estos ocho conocidos artistas mexicanos contemporáneos residentes en EE.UU. Nota a pie de página: Las citas incluidas en esta crónica han sido extraídas de las transcripciones de las presentaciones realizadas en el acto de apertura de MEXhibit. Tamara M. Cabrera Interpreting & Translation Instructor Department of Romance Languages P.O. Box 7566, Winston-Salem, N.C. 27109 http://www.wfu.edu/romancelanguages/Graduate_program/index.html Reseña biográfica Tamara M. Cabrera es traductora e intérprete de conferencias con experiencia destacada en el área de las artes y la política internacional. Desde 2012, es profesora de Traducción e Interpretación en el Programa de Graduado de Wake Forest University, N.C.

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

There are no related posts on this entry.